¡Evite la torsión de la manguera!

Especificaciones de instalación 3/4: Evitar la torsión

En caso de que la manguera sufra una torsión (retorcimiento) debido a su instalación indebida, montaje equivocado o la no observación de un movimiento de la manguera, ésta sufrirá un acortamiento considerable de su vida útil.

Si, por ejemplo, durante la instalación de acoplados arqueados el ángulo especial K o ángulo de giro V no es utilizado correctamente, las perforaciones del acoplado pueden provocar la torsión de la manguera en el momento del montaje de la misma.

Ejemplos 

Si durante el montaje no se evita la torsión, puede producirse la torsión no intencionada de la manguera. Esto ocurre especialmente en mangueras con conexiones de atornillado.

Durante la instalación es importante mantener los ángulos especiales y de giro, así como estar atento a la situación durante la instalación en caso de que los acoplados se muevan de forma predeterminada.

Explicación

Durante una torsión se produce una fricción desproporcionalmente fuerte entre las capas de alambre en espiral, así como entre el revestimiento de alambre y el revestimiento de goma. Al aplicarse presión alta o impulsos de presión, las capas ya no logran regresar a su posición inicial neutra y así repartir las fuerzas generadas. Precisamente en el lugar de conexión del acoplado se producen cargas excesivas que pueden dañar la función de sellado de la goma interna..

 

 

Recomendación

  • Al colocar las mangueras o determinar las posiciones de ángulo de los acoplados es importante instalar la manguera siguiendo la curvatura natural de la misma.
  • Por lo tanto, durante el montaje es importante asegurarse de que la manguera no sea retorcida por ningún motivo, por ejemplo, al apretar las tuercas.
    Esto puede evitarse mediante el uso de una llave de boca que ejerza fuerza contraria. Finalmente, es posible verificar si la manguera ha sufrido una torsión verificando el trazado del rótulo de la manguera.
  • Al usar acoplados móviles es preciso emplear mangueras que permitan un movimiento de flexión, sin quedar por debajo del radio mínimo de flexión.